Dinamización socio-comunitaria y voluntariado social

 

FINALIDAD DEL PROYECTO

Impulsar y fortalecer una red estable de voluntariado para luchar contra la exclusión social, a partir de la proximidad de barrio, con atención personalizada, teniendo como eje central la inserción socio-laboral y el establecimiento de redes informales de protección.

DESCRIPCIÓN.

El proyecto pretende configurar grupos de vecinos y vecinas de diferentes nacionalidades que realizan tareas de acogida así como otros relacionadas con la mejora cívica del barrio, resolución de conflictos, intercambio de experiencias, aprendizaje de la lengua (cursos de castellano, catalán), asesorías, el Servicio de Información y Mediación Vecinal (SIMVE), apoyo a la tienda solidaria, captación de voluntarios y donantes, formar en buenas prácticas de trabajo social a los vecinos voluntarios que con una conciencia clara de civismo, de buena vecindad, de justicia social, quieren comprometerse y participar en la medida de sus posibilidades en este sentido la tarea del voluntario dentro de los procesos de acción social, sería la de acompañamiento al usuario, en ningún caso supondría la sustitución de la acción profesional y fundamentalmente la propuesta de nuevos proyectos y de actividades. 

La base del proyecto es crear grupos de participación activa dentro de la vida social y asociativa del barrio como grupo cohesionado (fiestas mayores, actividades propias de los territorios…).

Paralelamente, muchos voluntarios pueden realizar también actividades concretas de orientación e inserción laboral para dotar de herramientas a los vecinos y vecinas que así lo requieran. Esta actividad es Feinateca que consisten en sesiones grupales que tienen como objetivo fundamental mejorar las competencias laborales, prácticas y simbólicas de los participantes.

PROPUESTA De ACTUACIÓN.

La pobreza y la exclusión social se materializan en los territorios en su dimensión territorial/comunitaria y pueden ser identificados como consecuencia de la destrucción de las redes de contención social desde los últimos años. Por este motivo, se considera imprescindible organizar una serie de recursos de proximidad, articulados a través de las entidades vecinales y sociales arraigadas en los territorios y con el conjunto de actores sociales que configuran el núcleo de voluntarios, para intentar reconstruir el tejido necesario que permita a nuestros vecinos/se salir de una situación de riesgo de exclusión social. La implicación de la comunidad permite trabajar la integración en un sentido amplio y la responsabilización en las problemáticas propias de los barrios, ejerciendo el derecho de los vecinos/se a participar de manera activa en el diseño y aplicación de medidas que mejoren el entorno social en que viven.

METODOLOGÍA.

Siguiendo los criterios de trabajo propios de ASAV, las metodologías acontecerán abiertas y participativas, intentando dar cabida a las propuestas y experiencias propias de los voluntarios/as.

ACTIVIDADES DE CAPTACIÓN DE VOLUNTARIOS.

Exposiciones y otros recursos en el territorio para dar a conocer la experiencia y la importancia del voluntariado. 

Coordinar y convocar presentaciones sobre la experiencia del voluntariado en entidades vecinales, culturales, sociales, etc. y en equipamientos educativos de secundaria, y bachillerato. 

Organización y/o participación en ferias de sensibilización a la calle. 

Participación en mesas redondas, jornadas, congresos y foros de debate.

Participar en la celebración del Día Internacional del Voluntariado anualmente. 

Participar en acontecimientos relacionados con el voluntariado.

Publicación del boletín ASAV: contenidos informativos, sociales, participativos… al servicio de la sensibilización.

ACTIVIDADES DE FORMACIÓN Y ACOGIDA DE VOLUNTARIOS.

Las actividades de promoción están dirigidas a colectivos de personas consideradas “voluntarios potenciales”, como pueden ser estudiantes, con el fin de favorecer su incorporación en las actividades de la entidad. La finalidad de las actividades de formación es que los voluntarios adquieran conocimientos generales sobre la acción social y comunitaria de base así como las habilidades necesarias para el trabajo en situaciones de interacción con los vecinos en riesgo de exclusión y sus familias. Estas actividades se estructuran en dos niveles: 

1. Formación para público en general y voluntarios en potencia.

2. Formación para voluntarios ya fidelizados.

Estas actividades pueden verse reforzadas por actividades complementarias de convivencia e intercambio con las diferentes redes de voluntarios de Cataluña.