Botiga Solidaria

Nuestra metodología consiste en  crear un espacio que simula un supermercado normalizado, donde se encuentran artículos básicos de alimentación y de  higiene (personal y del hogar) procedentes de recogidas populares, donaciones particulares, del Banco Europeo de Alimentos, del Banco de Alimentos de Barcelona y de La Nau. Dichos artículos se engloban una lista muy variada y en la se han determinado unos productos básicos de obligada presencia que forman parte de la “cistella básica” que, si se da la situación que no provienen de los mencionados sistemas de  provisión, es la propia entidad ASAV que en la medida de los recursos propios se destina a comprar dichos productos, cada uno de estos productos son presentados con su precio equivalente a precio de mercado de marca blanca pero marcados en una moneda ficticia llamada “VEÏNS”.

Los beneficiarios de esta botiga, son aquellos vecinos, derivados de los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Rubí  que, estando en un proceso de búsqueda laboral y participando de los programas de inserción que pactan con el personal técnico tienen una necesidad básica no cubierta de estos productos, ya que su situación social y económica es precaria por la falta de empleo y, en muchas ocasiones, también de redes familiares,  sociales, etc.

Una vez definidos estos pactos entre técnico y usuario, se le asigna una cantidad de “VEÏNS” de acuerdo a su unidad familiar  y se deriva a la  botiga donde cada jueves podrá ir a “comprar” con los “VEÏNS” que  cada semana le son entregados  en su seguimiento de búsqueda laboral.

Como los “VEÏNS” no son acumulables, solo pueden retirar alimentos o artículos de higiene personal por los “VEÏNS” que semanalmente se les asigna, y  ya no se podrá retirar más alimentos o artículos  hasta la próxima semana: esto hace que el usuario administre su economía, dando  prioridad a lo que realmente necesita en casa. Esta metodología pretende ser pedagógica y a su vez procurar que no pierdan la capacidad de administración de sus recursos, al igual que lo hacían cuando percibían un salario sin perder las nociones de los precios del mercado. 

Nuestra botiga se abre todos los jueves de 16:30 a 19:30h en la calle Cervantes 32 de Rubí y  es atendida en su distribución  por al menos por 5 voluntarios. Para suplir ausencias y hacer rotaciones contamos con 10 voluntarios más, que además se encargan  del almacén, de la logística y de llevar al día los documentos que nos exige el Banco Europeo de Alimentos, formando entre todos el “Equipo Botiga”.

Todos los productos en la Botiga están referenciados en un listado donde indica la frecuencia de reparto, la cantidad límite que dispondrán semanalmente por unidad familiar y el precio en VEÏNS. También refleja los artículos de obligada presencia acorde a una nutrición equilibrada como también de productos básicos de higiene.